SIGUEME

Sigueme en WikilocSigueme en YouTubeSigueme en FacebookSigueme en Google+Sígueme en Twitter

miércoles, 8 de mayo de 2013

El Saucillo

                                   Era el día previo a la Nochebuena de el pasado año, cuando Fran, Isa y Miguel, nos iban a anticipar  un regalo de Navidad que nunca olvidare. Nos ofrecieron una "Jornada de Senderismo" de esas espectaculares, que ya marcaran en mi vida un antes y un después en la Sierra de las Nieves.



                       No exagero un ápice  lamento que las fotografías tomadas con una cámara compacta no puedan mostrar la belleza del paisaje, pero al menos nos podrán hacer intuir la grandiosidad de esta Sierra.

Partimos sobre las 9:15 desde el Puerto Saucillo.




Y nos encaminamos a un árbol de estos singulares que tenemos por Andalucia, el Pinsapo del Candelabro.






Continuamos por una vereda que nos llevaba a Puerto Bellina, pero hicimos un quiebro al sendero para terminar en un precioso Bosque de Cedros.





Las vistas, no me canso de decirlo, espectaculares, en este caso, teníamos cerca a Sierra Prieta y Cabrilla.





A parte de estas cimas emblemáticas  recuerdo que teníamos a la vista, Sierra Nevada, La Maroma, El Lucero... ademas de el Mar, que aquel día lo cubría un manto de nubes.



                           El siguiente paso fue ir en busca de la famosa Cueva de el Agua, que es impresionante.





A continuación comenzaríamos una ascensión que nos parecería no tener fin, haríamos algunas paradas, para disfrutar de La Cañada de la Cuesta del Hornillo y el Pinsapar de Cubero




Poco mas tarde descansaríamos un poco mas para disfrutar de las vistas al Peñón de Ronda y también tendríamos vistas a la Sierra de Alcaparain, con su inconfundible Pico Valdivia ó El Grajo.




Como dije, no parábamos de subir, pero el ultimo kilómetro fue pura ascensión y Ana se resintió un poco, pero firme en su empeño llegamos a la Fuente y Cueva del Hornillo.





Un lugar mágico  donde pudimos disfrutar de un merecido descanso y una necesaria pitanza. Saboreamos algo de café y pensé que lo mas duro había pasado. Pero Fran, Isa y Miguel aun nos tenían guardada una ultima sorpresa. Un "Subidon" de 500 mts. hasta la Peñilla, hasta las Cabras se sorprendieron de vernos subir por aquel sitio.





Ya pasado este escollo, pudimos otear en lontananza, la bella Peña de los Enamorados.





Y en la cercanía  a nuestros pies, solitario en el lugar, a el Pinsapo de la Laguna o de la Gotera.





Nuestro próximo destino..." Los Ventisquero " que por que de ese nombre? aun me da frió recordarlo, Isa y Fran se pertrecharon antes de arribar  pero antes no puedo dejar de pasar el comentar que desde allí tendríamos unas vistas increíbles a muchos lugares emblemáticos  desde la costa pasando por la Sierra de Tejeda, continuando por Sierra Nevada, Sierra Horconera en Córdoba  Sierra de Terril en Sevilla y la Sierra de Grazalema, todo un placer para la vista. A continuación, una leve muestra.





Ya poco me queda que contar, salvo que tocaba regresar, descenderemos de nuevo por el Pinsapar del Puerto del Saucillo, y como ultima anécdota, nos encontramos un senderista de Ronda un pelin extraviado y con el tiempo jugando un poco en su contra, al final tomo la determinación de volver con nosotros hasta los aparcamientos, aunque el iba a el Caucon.

                        Mi ultima imagen de esta jornada es para un nevero que esta en el camino y que aun nos hace recordar que no ha pasado tanto tiempo desde cuando se hacian uso de ellos.




Ya no me quedan mas palabras ni mas camino que narrar, solo remato la crónica agradeciendo de nuevo a esta familia, la jornada de  senderismo tan bonita que nos ofrecieron.